Una bio-piscina o piscina natural es la alternativa ideal para los amantes de la ecología y para evitar las molestas alergias al cloro.

piscina biológica2Si se preveé la construcción de una piscina en casa y se dispone de espacio suficiente en el jardín, o se tiene una piscina y ya le va tocando una renovación, una bio-piscina es la opción más ecológica, natural y saludable para toda la familia. Además, dará belleza al jardín convirtiéndolo en un espacio natural y creará un bello entorno que se puede complementar con bellos acabados en madera, con cascadas, arroyos, rocas y más vegetación.

Una Bio-piscina  no es simplemente un lugar idóneo para bañarse y refrescarse, sino que significa una forma de entender la vida, y aunque en nuestro país aun no son muy comunes, en la mayoría de países europeos, sobre todo los del norte de Europa, son una opción muy habitual, y cada vez más se construyen piscinas de este tipo por todo el mundo. Incluso muchos propietarios de piscinas están transformado sus piscinas convencionales en bio-piscinas para evitar los cada vez más comunes problemas de alergia provocados por el cloro y los productos químicos en general….

En cualquier piscina ecológica se crea un ecosistema tanto dentro del agua como alrededor de la piscina, que albergará vida, atraerá pájaros y convertirá cualquier patio o jardín en un verdadero espacio natural dentro del hogar ideal para toda la familia.

Las bio-piscinas pueden ser de cualquier tamaño o forma, tipo laguna, piscinas privadas tradicionales o piscinas olímpicas. La diferencia no está en su aspecto sino en la manera de tratar el agua, ya que una bio-piscina es aquella que no utiliza productos químicos para su mantenimiento, que provocan irritación de piel, mucosas y ojos, ni procesos de electrólisis salina, con la correspondiente adición de sal al agua. Una verdadera piscina ecológica tan solo contiene agua natural.

La vegetación, que podrá subsistir gracias a que el agua no es salada y no contiene químicos, será la encargada de mantener el agua transparente y limpia, ya que las plantas son un sistema de depuración natural y económico que preservará la calidad del agua  y su filtrado. Estas plantas no deberán colocarse por toda la piscina, sino que en la construcción del vaso de la piscina se deberá destinar una zona de poca profundad para las plantas acuáticas, cuyo tamaño dependerá del tamaño total de la piscina, y otra más profunda y despejada para el baño.

Su coste de realización es similar al de una piscina convencional, pero el ahorro importante viene en su mantenimiento, ya que el propietario se ahorrará el constante gasto en productos químicos que se deben añadir en las piscinas tradicionales.

Un material ideal para construir este tipo de piscinas son las membranas de AlkorPlan de RENOLIT, que no dañarán el ecosistema de la bio-piscina y asegurarán una perfecta estanqueidad del vaso tanto en el área de las plantas acuáticas como en el área de baño.

 

Esta web almacena cookies que sirven para poder ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta web como en cualquier otro canal online.
Acepto
x