Cuando el sol está en lo más alto es muy agradecido darse un baño refrescante en la piscina para combatir el calor. Pero también se nos presentará la ocasión en varias noches cuando el calor puede con nosotros y nos apetece relajarnos en el agua fresca de nuestra piscina. Para crear el ambiente perfecto durante la noche es importante una buena iluminación de la piscina que aportará un nuevo paisaje a nuestra casa y nos permitirá disfrutar de un baño por la noche.

El sistema eléctrico más utilizado actualmente es la iluminación con fibra óptica, que cuenta con la ventaja de que no existe ni calor ni electricidad en los cables, eliminando cualquier tipo de mantenimiento. Existen en diferentes colores y se suelen situar en el perímetro de la piscina para generar un efecto muy elegante y simple.
La iluminación más utilizada es la LED. Además de ser muy eficiente, duradera y energéticamente eficiente, aporta una ambientación de colores personalizables en cada momento mediante un mando a distancia, lo que te permitirá personalizar aún más tu piscina con los colores que tu desees.

¿En qué lugar podemos iluminar nuestra piscina?
Existen varios lugares e infinidad de combinaciones de donde instalar los focos en la piscina dependiendo de la forma y la longitud de la misma. Generalmente posicionaremos la iluminación principal en los laterales del vaso, a unos 30/40 centímetros debajo del borde de la piscina, orientados de tal manera que no iluminen hacia la casa o las zonas de mayor uso. La recomendación es instalar una lámpara por cada 20 m2 de superficie de agua.

¿Cómo reducir el consumo eléctrico de su piscina?
Ya si estamos construyendo una nueva piscina o decidimos reemplazar las bombillas existentes, debemos de tener en cuenta la eficiencia energética para reducir el consumo eléctrico de nuestra piscina. Actualmente las tecnologías que requieren menos mantenimiento, disponen de miles de horas de uso y de bajo consumo son la iluminación por fibra óptica y los LED.

Seguridad en la iluminación de la piscina
La seguridad es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta al instalar o renovar la iluminación de nuestra piscina. Asegúrate que todas las luces subacuáticas que vayas a instalar en tu piscina cumplan con la norma UNE-EN 60598. Esta norma asegura que están fabricadas con materiales que resisten temperaturas elevadas y que sean totalmente estancas para evitar que el agua entre dentro.
La iluminación: una buena medida de seguridad

La iluminación de una piscina tiene tanto una función estética o decorativa como funcional, ya que es una excelente medida de seguridad.

Las luces en el agua o su entorno pueden evitarnos desagradables caídas al agua además de alumbrar durante la noche la zona del jardín alertando de la posible entrada de intrusos, convirtiendo nuestra piscina RENOLIT ALKORPLAN en un entorno estéticamente bello, seguro y tranquilo.

Esta web almacena cookies que sirven para poder ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta web como en cualquier otro canal online.
Acepto
x