Has dado el paso y decides instalar una piscina en tu jardín. Antes de escoger la orientación, la posición y el color, tendrás que pensar en el tamaño de la piscina y decidir la forma y las medidas que va a tener tu nuevo proyecto de ensueño.

A continuación te orientaremos para que tengas una idea general de lo que suelen ser las medidas estándares de una piscina, tomando como ejemplo las formas rectangulares.

También hay que tener en cuenta que cuánto más grande sea la piscina, más tiempo tendremos que invertir en su mantenimiento para que el agua siempre esté en óptimas condiciones.

Piscinas pequeñas
Normalmente miden de entre 3m de ancho por 6 de largo, con un fondo máximo de 1.5m. Una piscina de estas medidas suele contener unos 27.000 litros de agua. Si no disponemos de un amplio espacio en nuestro jardín, o tenemos un patio pequeño, estas son las medidas ideales para una piscina pequeña.

Piscinas medianas
Suelen medir 4 metros de ancho por 8 de largo. Ese incremento en metros significa que para llenarla, se necesitarán 48.000 litros de agua.

Piscinas grandes
Si el espacio en nuestro jardín lo permite, podemos optar por una piscina grande. Hablamos de 6 metros de ancho por 12 de largo. Tendremos que depositar 108.000 litros de agua para llenarla.  

Recalcamos que como ejemplo hemos tomado piscinas con una forma rectangular,  que cada día es menos común en nuevas construcciones debido a los avances tecnológicos que permiten que nuestra piscina pueda tener la forma que deseemos. Y por supuesto, no hay que preocuparse por el revestimiento, ya que las membranas armadas RENOLIT ALKORPLAN se pueden instalar sobre cualquier superficie y forma.
Una vez que hemos escogido la forma, tenemos que decidir la profundidad. Por ejemplo, ¿la piscina va a ser utilizada por niños? ¿O principalmente será utilizada por adultos?
Dependiendo de la respuesta, la distribución de la profundidad de la piscina variará.

La profundidad de la piscina
La profundidad de la piscina depende de quién vaya a utilizar la piscina. Una piscina que vaya a usarse principalmente por niños tendrá menor profundidad, siendo la zona menos profunda la que predomine para que tengan más metros cuadrados donde jugar.

Sin embargo, si la piscina va a ser utilizada por adultos que quieran poder tirarse de cabeza, o nadar cómodamente sin tocar el fondo, recomendamos que la profundidad sea ligeramente mayor y que abastezca más metros que la zona poco profunda.

Pavimento
Y por último, también tendremos que decidir qué medidas va a tener el pavimento que rodea la piscina. Tiene que ser lo suficientemente ancha para que se puedan posicionar los diferentes elementos de decoración y descanso de los que haremos uso y que no se vea demasiado pequeña o grande si la comparamos con el tamaño de la piscina.

Un pavimento de piscina normalmente tiene un tamaño de entre 600 y 900 metros cuadrados de tamaño. Eso permite posicionar una tumbona y no obstruir el paso de las personas que quieran pasar por delante o detrás.

Como siempre, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si tuvieras cualquier pregunta, estaremos encantados en poder atenderte.

¿Necesita más información?

*Los campos con asterisco son obligatorios
**Política de Privacidad

Esta web almacena cookies que sirven para poder ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta web como en cualquier otro canal online.
Acepto
x