Nuestras membranas armadas embellecen la piscina y procuran que el agua se quede donde tiene que estar… ¡dentro! Están hechas de un PVC-P flexible que se adapta a cualquier forma, pero requiere de una superficie lisa para que el instalador la pueda colocar de manera satisfactoria.

Ahí es donde entra el vaso, el primer elemento que se necesita para completar una piscina. Existen diferentes materiales con los que construir el vaso y cada uno conlleva sus ventajas e inconvenientes una vez que estén enterradas.

¿Cuál es la principal función del vaso?
Mantener el agua dentro y sobretodo aguantar las presiones internas y externas que tendrá que soportar durante muchos años. Pero no solo deben de aguantar la presión, sino que también cualquier tipo de movimiento de tierra que pueda suceder.

Tipos de vaso
Existen vasos prefabricados de fibra de vidrio, de obra, también llamadas de hormigón y de acero galvanizado que es la variante de la que vamos a hablar.

Fácil instalación de la membrana armada
Cuanto más lisa y libre de imperfecciones sea la superficie, más fácil le resultará al instalador revestir el vaso. Cualquier tipo de imperfección o irregularidad es un lugar donde se puede acumular agua, lo que puede causar filtraciones y/o manchas de diferentes colores ocasionadas por algas y hongos.

Ventajas del vaso de acero galvanizado

1. La primera ventaja es que las paredes vienen prefabricadas desde fábrica en diferentes piezas. Una vez que llegan a destino, sólo se tendrán que ensamblar, reduciendo notablemente la duración de la construcción de la piscina.

2. Ya que se fabrican a medida, los paneles se pueden adaptar al resultado final deseado del cliente. El cliente puede escoger por un sistema de filtraje mediante los skimmers, o decidirse por una piscina desbordante.

3. Viene recubierto con una película protectora especial de material termoplástico que otorga una resistencia considerable a los agentes corrosivos y agresivos a los paneles.

4. Se instalan en cualquier tipo de terreno, ya sea inestable o con pendiente gracias a su resistencia. No solo eso, también aguantan muy bien los cambios bruscos de temperatura.

5. Empezar excavando el lunes y estar bañándose el domingo. Si no se presenta ningún contratiempo, el usuario puede estar bañándose el fin de semana si las obras empiezan el lunes.

6. ¡Precio inigualable! Las piscinas de acero galvanizado ofrecen un precio mucho más competitivo al de las piscinas de obra, elemento clave para que cada día estén más demandadas. 

Todas estas ventajas convierten el vaso de acero galvanizado en uno de los aliados perfectos para el revestimiento con membrana armada. De esta manera, el cliente podrá aprovecharse de todas las ventajas que ofrecen los productos RENOLIT ALKORPLAN.  

Esta web almacena cookies que sirven para poder ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta web como en cualquier otro canal online.
Acepto
x