Desgraciadamente, han bajado las temperaturas y tenemos que decidir qué pasos vamos a tomar para hacer un correcto mantenimiento de nuestra piscina. ¿Debo vaciarla durante los meses de invierno? ¿Es necesario tirar el agua que se ha utilizado durante el verano?
La respuesta es no. Nuestra piscina puede estar en perfectas condiciones para el siguiente verano si le hacemos un buen tratamiento durante el invierno, por lo que no hace falta vaciarla.
A continuación explicaremos los diferentes motivos por los que no recomendamos vaciar la piscina.

Motivo ecológico:
Aunque el pH del agua sea el correcto para nuestra piel, no es recomendable desechar  tal cantidad de litros. El agua de una piscina lleva diversos químicos que son dañinos para la naturaleza. No solo eso, vaciar la piscina significa rellenarla de nuevo utilizando miles de litros de agua, un bien que no nos sobra en la península.

Motivo económico
Habrán piscinas de todos los tamaños y rellenar cualquier piscina supone un incremento importante de la factura del agua. No solo eso, sino que además tenemos que hacer el gasto consecuente en los productos químicos necesarios para que el agua esté en óptimas condiciones para bañarse en ella.

Motivo técnico
Una vez realizada la instalación de la membrana armada, toca rellenar la piscina. Una vez llena, el agua aplica presión continua a todas las paredes del vaso, que impide que la membrana deje ningún espacio vacío. Si vaciamos la piscina, existe la posibilidad de que se acumule agua entre la membrana y el vaso, generando bolsas visibles que rompan con la estética de la membrana.

Para resumir, es totalmente viable mantener el agua en perfectas condiciones durante años en nuestra piscina, siempre y cuando no descuidemos de hacer el mantenimiento básico, sobretodo durante el invierno:

Limpiar el fondo y las paredes con el filtro en circulación
– Vaciar los skimmers de residuos que pueden contener
– Si se dispone de un sistema de láminas, persianas o cobertor, es recomendable cubrir la piscina
– Aunque no nos estemos bañando, tenemos que seguir preocupándonos de mantener el pH del agua dentro de los niveles correctos
– Si tenemos la piscina bien cubierta, podemos optar por apagar el motor de circulación de la piscina para reducir el consumo eléctrico de nuestra casa.
– Es recomendable posicionar las pastillas de cloro dentro de los skimmers para evitar que decoloren la membrana armada.
– Cuando hayamos decidido finiquitar la temporada de baño, es recomendable limpiar el filtro a contracorriente y quitarle los restos de suciedad que contenga.

Esta web almacena cookies que sirven para poder ofrecerte servicios más personalizados, tanto en esta web como en cualquier otro canal online.
Acepto
x